¿Divorcio express por internet?

¿Divorcio express por internet?

 

Cada uno puede gastar su dinero como estime conveniente, claro está. Si bien, a través de estas líneas, ofrezco mi parecer como abogado sobre la posibilidad de contratar un divorcio de mutuo acuerdo por Internet.

 En los últimos tiempos han proliferado sitios web que ofrecen un “divorcio express” por un precio aparentemente reducido. Los cónyuges que estén de acuerdo en los términos del convenio regulador, introducen sus circunstancias personales a través de un formulario, y supuestamente un abogado (cuyo paradero normalmente se desconoce), se encarga de redactar la demanda y tramitarla.

 Digo que aparentemente es un servicio económico, porque en la mayoría de los casos el precio real se enmascara de una u otra forma (p. ej. el precio publicado es para un divorcio de mutuo acuerdo sin hijos; no incluye procurador en otros casos; no se proporciona factura,…, etc).

 Tampoco sería difícil encontrar en la localidad de residencia un abogado de divorcios que realizara el servicio por un importe aproximado, de forma presencial y prestando el asesoramiento profesional mínimamente deseable.

 Para poder ofrecer un servicio personal, profesional y presencial, hace falta: en primer lugar ser abogado (no creo que me equivoque pensando que detrás de muchos de esos sitios webs hay personas que no lo son, habiendo llegado a un acuerdo con algún profesional que les arriende su firma): En segundo lugar, tener un despacho físico donde atender al público adecuadamente. También conocer el parecido del Ministerio Fiscal y de la Audiencia Provincial de la localidad para evitar negativas a la aprobación del convenio (p.el. respecto al mínimo de subsistencia de los hijos). Y por último contar con la experiencia necesaria, que sólo se obtiene después de haber conocido multitud de problemáticas de esta naturaleza.

 Todas esas cosas cuestan dinero y hacen entendible que la oferta de un abogado “in situ” sea superior (aunque creáme lo será en todo caso sólo ligeramente), a la de los referidos websites.

 Ciertamente, el único motivo que lleva al público en general a contratar un divorcio de mutuo acuerdo por Internet, es un pretendido ahorro. La pareja se lleva tan bien, que no dan realmente importancia a lo que se recoja en el convenio regulador, ya que están convencido que serán capaces de desarrollar su futura relación en un clima cordial.

 Olvidan que ya en un momento anterior creyeron que se entendían sumamente bien, tanto como para tomar la decisión de casarse y/o tener hijos. Suscribieron en definitiva un contrato que ahora pretender romper, cometiendo un nuevo error: no sentar las bases que eviten nuevos conflictos.

 Es verdad que las parejas que a pesar de su ruptura se llevan bien, guardan inicialmente en un cajón el convenio regulador y se olvidan de él. Pero cuando comienzan los incumplimientos, se abre el cajón y se pretende aplicar lo firmado.

 Puede que el progenitor obligado a pagar alimentos a favor de los hijos suscribiera un importe muy superior a su capacidad económica, y ahora su ex pareja se lo exige a sabiendas que no lo puede pagar. O todo lo contrario, que se firmase una cantidad inferior aceptando la promesa que siempre pasaría mucho más, ya que a sus hijos no les iba a faltar de nada. Y ahora no lo hace.

 Quizás se fijase un régimen de visitas incompatible con el horario laboral del progenitor no custodio, y a posteriori el otro le remite al convenio regulador para imposibilitarle de facto ver a sus hijos, simplemente porque no le gusta la nueva pareja de aquél y no quiere que los menores pernocten con ella.

 Es entonces cuando la ex pareja se da cuenta que el acuerdo sencillamente no vale. ¿Qué hacen entonces? Acuden a un abogado cercano pretendiendo iniciar un procedimiento de modificación de medidas. Esta vez aspirando a que las nuevas sí sean ajustadas al escenario real.

 Sin embargo, los tribunales exigen para la modificación de medidas que hayan cambiado sustancialmente las circunstancias que determinaron las inicialmente adoptadas, como puedan ser: las necesidades de los hijos, un traslado de uno de los cónyuges o los ingresos de los mismos, entre otras.

 No habrá solución. Será entonces cuando se den cuentan que el divorcio express por Internet, no fue barato.

 

divorcio express en Tenerife Divorcio de mutuo acuerdo en Tenerife, personalizado y con asesoramiento presencial por tan sólo 175€ por cónyuge (separación o divorcio de mutuo acuerdo con o sin hijos sin liquidación de régimen económico). Consúltenos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies